El Parque Miguel Hidalgo, Tecate

 
 



Admira el paisaje extraterrestre de La Rumorosa

La Rumorosa es una carretera con un paisaje que no se ve todos los días y es uno de los sitios más emblemáticos del estado. Saliendo de Tijuana rumbo a Mexicali, te verás rodeado por un paisaje de montañas con piedras gigantes que se abren paso por el desierto. Aunque antes se le consideraba como una de las carreteras más peligrosas de México, las labores de renovación la han vuelto mucho más segura y es prácticamente una ruta escénica llena de miradores desde donde podrás sacar fotos increíbles.

La Rumorosa también es el nombre de un pueblo que se encuentra entre estas montañas y en él se encuentra el Museo de Sitio Campo Alaska, un cuartel militar de principios del siglo pasado en el que podrás aprender sobre las culturas originarias de la región. Y eso no es todo con La Rumorosa…


Aprende sobre fuentes de energía alternativas

El Parque Eólico de La Rumorosa ofrece recorridos en los que podrás aprender todo sobre la energía eólica y los beneficios que representa para el medio ambiente. Desde 2010 la geografía de la zona se ha transformado en la presencia de aerogeneradores gigantes que tienen la capacidad de abastecer el alumbrado público de Mexicali. Este es un lugar en el que te vas a sentir pequeño, ¡muy pequeño!


Viaja en el tiempo con las pinturas rupestres

Se han encontrado más de cien sitios de pinturas rupestres y petroglifos hechos por los primeros pobladores de Baja California. Aunque puedes hacer una ruta de arte rupestre tan extensa como lo desees, te conviene empezar por el Sitio Arqueológico El Vallecito, ubicado a 5 kilómetros de La Rumorosa. Aquí encontrarás varios murales y la pintura más famosa de la región: El Diablito. Y antes de que te vayas…


Descubre uno de los grandes misterios de Tecate

Nadie sabe cómo, ni cuándo, ni quién. Son muchas las historias que tratan de explicar cómo es que uno de los sitios más visitados en Tecate es una casa de piedra. Se trata de arquitectura orgánica que forma parte del patrimonio cultural contemporáneo sin que se tenga registro alguno de su construcción o del diseñador. ¡Hay que visitarla!


Disfruta un rato como solo los locales saben

Es posiblemente la postal más representativa de la ciudad de Tecate: el Parque Miguel Hidalgo con su quiosco, vendedores de algodón de azúcar, paleteros y las terrazas de restaurantes donde puedes comer unos burritos de machaca con tortilla de harina recién hecha. Todo esto mientras escuchas algún conjunto norteño, rodeado de niños chacoteando y familias pasando el rato. ¿Nos sentamos en una banca con un elotito en vaso? ¿O prefieres un pan dulce?


El pan dulce horneado en una bóveda de ladrillo

Todos los bajacalifornianos hemos visitado Tecate solo para comprar pan. Esta panadería abrió en 1969, cuando Tecate contaba con tan solo 20 mil habitantes y poco a poco se convirtió en El Mejor Pan de Tecate. Es un negocio que ha crecido con la ciudad y hoy es una tradición compartida entre locales y viajeros por igual.


Adéntrate en la historia local…

Una visita al Museo Comunitario de Tecate es un viaje al patrimonio cultural, histórico y natural de la región. Este es un museo imprescindible donde encontrarás una casa tradicional kumiai, un jardín etnobotánico, artefactos usados por los antiguos pobladores, fotografías, murales y esculturas que permiten imaginar las tres fases principales de la historia de Tecate: la prehistoria, la época de ranchos y la contemporánea.


Y disfruta de las maravillas naturales de la zona

Si eres de Baja California, muy posiblemente hayas acampado alguna vez en las inmediaciones de Tecate. Pasar la noche en un rancho, ya sea en cabaña o en casita de campaña es una gran forma de disfrutar de la naturaleza y perderte en el cielo estrellado del desierto. Fogata en invierno, alberca en verano, un vinito o una cheve artesanal. ¿Qué más quieres?


Enogastroturismo de primer nivel

Tecate forma parte de la Ruta del Vino y cuenta con una importante oferta de viñedos y restaurantes que te invitan a vivir la experiencia más mediterránea de México. Glamping, restaurantes 100% orgánicos, restaurantes 100% carnívoros… Aquí variedad es lo que sobra. Puedes hacer tu propia ruta del vino o apostarle a la cerveza artesanal de la región. ¡Hay para todos los gustos y paladares!

si eres de Baja California, muy posiblemente hayas acampado alguna vez en las inmediaciones de Tecate. Pasar la noche en un rancho, ya sea en cabaña o en casita de campaña es una gran forma de disfrutar de la naturaleza y perderte en el cielo estrellado del desierto. Fogata en invierno, alberca en verano, un vinito o una cheve artesanal. ¿Qué más quieres?


Resuelve una de las grandes dudas de todos los mexicanos

¿Fue primero la cerveza o la ciudad? Bueno, te contamos de una vez. La ciudad nació en 1888 y la cervecería en 1944; sin embargo, no podemos negar que fuera de Baja California el nombre de Tecate se asocia inmediatamente con la cerveza. A final de cuentas, es una de las marcas más conocidas de México en el mundo. La fábrica de Tecate cuenta con recorridos donde podrás conocer a detalle sus procesos de producción y enterarte de su historia, que es también la historia de la ciudad.

X