Descansa, respira y recorre los ranchos de Tecate, donde puedes experimentar el contacto con la naturaleza; la flora fusionada con la arquitectura de las cabañas y disfruta de sus instalaciones recorriéndola en caballo o a pie, según los espacios.
 
Amar es compartir

X